Blog

Comprar Bienes Raices en Nueva York Como Extranjero

Nueva York es uno de los mercados inmobiliarios más fuertes del planeta. Condominios localizados en zonas como Park Avenue y Madison Avenue prometen ser una sólida clase de activos dentro de su cartera de inversiones. Propiedades de este calibre son inversiones líquidas debido a la demanda constante y un proceso de ventas sistematizado. La debilidad del mercado actual ofrece precios ideales para un comprador calificado. Ya sea como inversión para alquilar, o un pied-a-terre para uso personal en sus viajes a Nueva York, existen algunas opciones muy atractivas. La ganancia real de una compra en Nueva York está en la plusvalía del bien. Una vivienda de inversión también puede recaudar 3-5% rendimiento neto anual.

Como extranjero, no hay límites a lo que se puede comprar, residencial o comercial. Para fines residenciales, la mayoría optaría por un “condominio.” Un comprador de condominio obtiene un título de propiedad individual y es un proceso de venta simple. En cambio, una propiedad “Cooperativa” se proporciona en acciones, y la compra se aprueba en la asamblea de la cooperativa, que puede ser exigente. Si está buscando un pied-a-terre, lo mejor es venir a ver las opciones en persona. Pero si está buscando una inversión, la compra puede completarse incluso desde el extranjero sin ser vista, podemos calcularle los números respecto a los ingresos y gastos del alquiler.

La media de tiempo del proceso de compra anda entre los 60 a 90 días. Una vez que se firma el contrato y se acepta la oferta, la nueva escritura suele ser a los 45 días.

Probablemente sea mejor evitar financiar su compra, ya que hay pocos bancos que ofrecen este servicio para extranjeros. Pero si tiene una buena relación con un banco puede considerarse. La refinanciación suele ser una mejor opción y mucho más fácil después realizar una compra en efectivo. Podemos asesorarle sobre todas las estrategias posibles. La vivienda se descuenta sobre un calendario de depreciación de 27.5 años; esto nulifica impuestos anuales sobre el ingreso del alquiler. La propiedad puede estar a su nombre personal, una sociedad limitada local (que podemos ayudarlo a establecer) o varias otras opciones. Una estructura puede ser establecida por nuestro asesor fiscal para evitar los impuestos de patrimonio y herencia.

CMB Realty puede proporcionar servicios de gestión de vivienda de acuerdo con las necesidades individuales. Para un pied-a-terre, podemos ser un contacto local y buscar mantenimiento básico. Para una propiedad de inversión, podemos gestionar todas las facetas de la vivienda, desde encontrar inquilinos responsables, cobrar el alquiler, pagar facturas, responsabilidades cotidianas del propietario y presentar sus declaraciones de impuestos.

También podemos asesorarle sobre una estrategia de salida óptima para maximizar su retorno de inversión. Una vivienda en Nueva York siempre será una adición estratégico a la cartera de inversiones de cualquier cliente bien diversificada.

Back to Blog